Crónica Ganadora del concurso “Ilustra tu hilo rojo 2016”

Ella era una chica dinamita, con el corazón en pecho respecto a todo lo que hacía, le encantaba romper el molde por todos y cada uno de sus bordes, si algo le parecía injusto no se callaba, no importa si con quién discrepaba era el presidente de la nación, desde niña le negaron hacer cosas porque supuestamente eran para hombres, pero poco le importo, no media mas de 1.60, no le gustaba tener el cabello castaño más largo que 4 centímetros, tenía un lado de la cabeza rapada, los lóbulos expandidos y amaba las modificaciones corporales, casi siempre vestía ropa holgada sin mangas, tenis o botas militares y tenía un caminar peculiar.
Hilo Alondra

No se consideraba ni hetero ni homo, realmente no le importaba el sexo de la persona de la que se enamoraba y digo enamoraba porque no le gustaba jugar con la gente como si fueran un pedazo de hule, era dinamita y sin un pelo en la lengua, le encantaba conocer del mundo hasta el más pequeño detalle, sus grandes pasiones:

la música,
la naturaleza
y el arte en general,

le encantaban los deportes pero sólo era parcialmente buena para el basquetbol, extrovertida-introvertida, conocía a kilos de gente pero difícilmente hacía lazos con alguien y cuando los hacía le era imposible olvidar a esa persona.

En sus ratos libres le encantaba tocar la guitarra, teclado, leer un buen libro de filosofía o alguna historia realista y cruda, entre más cruda mejor, preferentemente sin final, pero su pasatiempo favorito era bailar por toda su habitación sonando de fondo una pista de hardcore punk o metalcore, cantando toda la letra, guitarras, bajo, batería y sacando toda la pólvora que tenía dentro por los oídos, energías le sobraban.

Parece perfecta pero tiene un lado oscuro, tuvo que estar medicada desde los 13 años por problemas psiquiátricos, tuvo crisis de identidad sexual, drogas, e inclusive estuvo cerca del suicidio en más de una ocasión, se mucho de esta persona porque soy yo, antes de que pienses que soy una psicópata egocéntrica déjame explicártelo todo, no me encontré hasta después de 16 años viviendo conmigo misma, justo después de terminar con una relación de 2 años con un chico del que me enamore locamente, tanto que me destroce y humille hasta no poder más.

Estando sola, sin ningún pilar ni motivo propio para el seguir aquí en el mundo de pie, me encontré con la persona más importante. Y es que a veces amamos tan locamente a lo que está fuera de nosotros que terminamos olvidándonos de a quien vemos en el espejo todos los días, realmente importan poco las personas a las que les entreguemos nuestro corazón y nos lo regresen hecho pedacitos, no hay dolor más grande que el de decepcionarse a uno mismo, el hilo rojo más grueso que poseemos es el que está atado a nosotros mismos, este 14 de febrero quiero darme más que una rosa y un buen regalo, este 14 de febrero quiero perdonarme, darme un abrazo, un beso y agradecerme por estar siempre para mí, sé que encontraré muchas personas importantes para mí en esta vida y no me negaré a amarlas, pero prometo no olvidar de qué lado del tablero debo jugar, sé que probablemente no gane porque para los sorteos soy malísima, pero con compartirte esta historia me quedo agustisimo, saludos y que tengas un gran día.

Alondra Vivanco